DOLOR CRÓNICO.

Una de las experiencias más universales y aversivas es el dolor. Todos nosotros, en algún momento de nuestra vida, hemos sentido, percibido y experimentado algún tipo de dolor, el cual ha sido variable en cuanto a su localización, intensidad cualidad y duración.El dolor crónico, el cual puede iniciarse como el agudo, se diferencia fundamentalmente en que se mantiene durante un largo período de tiempo, incluso aún después de que la causa que lo originó ya no esté presente y suele ser resistente a las prácticas terapéuticas convencionales.

El dolor crónico generalmente interfiere de manera muy negativa en el funcionamiento habitual del sujeto. Es por esto que las personas que padecen algún dolor suelen tener un sentimiento de impotencia y cierta desesperanza por el hecho de experimentar una falta de solución a su problema después de haber visitado a multitud de médicos y después de haberse sometido también a una gran cantidad y variedad de tratamientos.Los afectados de dolor suelen pasar por diferentes fases, en los momentos iniciales del dolor suelen aparecer una fase de negación (no creemos lo que nos está pasando), seguida de una fase de rabia e impotencia (aumento de la ansiedad y aislamiento social), posteriormente cuando el dolor está más cronificado, aparece una fase depresiva (desesperanza e indefensión), si conseguimos mejorar nuestro estado emocional y cambiar nuestros hábitos vitales llegaremos a la fase de aceptación en la que tendremos cierta calidad de vida a pesar del dolor.

El tratamiento psicológico es en muchos casos preciso, por el importante efecto que sobre la percepción del dolor tienen factores tales como la atención, los pensamientos, las emociones y la activación fisiológica.

Por otro lado te ayudaremos a aceptar tus limitaciones y a cambiar tu forma de comunicarte, por lo que mejorarán tus relaciones sociales (que se encuentran muchas veces deterioradas por el aislamiento y la incomprensión). Además la única forma que existe de disminuir la tensión muscular que se retroalimenta con el dolor es con las técnicas de relajación e higiene postural.