Todas aquellas personas que nos solicitan ayuda reciben un servicio de atención personalizada que permite a cada especialista establecer un diagnóstico preciso del trastorno que sufren, así como diseñar un tratamiento que se ajuste exactamente a las necesidades terapéuticas que presentan, facilitado todo ello por el trabajo interdisciplinar entre todos los miembros del instituto.

El abordaje terapéutico que ofrecemos está basado en la orientación cognitivo-conductual,  enfoque que ha demostrado empíricamente su eficiencia para resolver el más amplio abanico de problemas relacionados con la salud psicológica y emocional.

Este tipo de terapia se centra en distintos aspectos del aprendizaje y en cómo las personas organizan sus cogniciones (pensamientos) y las interpretan. Según esta corriente, el origen o el agravamiento de los trastornos emocionales sería, en la gran mayoría de las ocasiones, la utilización de mecanismos inadecuados de pensamientos, debidos a un aprendizaje erróneo y a una percepción e interpretación distorsionada de la realidad que es la principal responsable del sufrimiento emocional que padecen las personas. Por tanto, nuestro objetivo es identificar y modificar todas aquellas creencias y comportamientos que nos resultan desadaptativos para sustituirlos por otros que permitan conseguir un bienestar emocional.

Captura de pantalla 2013-04-22 a la(s) 21.42.30

Captura de pantalla 2013-04-22 a la(s) 21.44.10
Captura de pantalla 2013-04-22 a la(s) 21.43.35
Captura de pantalla 2013-04-22 a la(s) 21.45.30
Captura de pantalla 2013-04-22 a la(s) 22.08.49
Captura de pantalla 2013-04-22 a la(s) 21.47.25